13/9/17

33 Razones para volver a verte

33 Razones para volver a verte

Mike, Rachel, Luke y Jason han sido amigos inseparables desde pequeños. Pero sus caminos se alejaron cuando Rachel cometió el error de enamorarse del chico equivocado, Mike, que terminó traicionando a la única persona que siempre estuvo dispuesta a arriesgarlo todo por él.

Cinco años después, el destino vuelve a unirlos; pero ahora Rachel ha cambiado, es tan arisca como su gato Mantequilla y ya no se permite confiar en nadie. Por eso, a pesar de estar a punto de ser desahuciada, lo último que desea es dejarse convencer para mudarse con ellos. ¿Cómo podría mantener su corazón intacto y a salvo viviendo bajo el mismo techo que Mike? Sabe que esconde secretos y que su mirada gris es capaz de despertar todos los recuerdos que ella lleva tanto tiempo intentando olvidar.





Esta es la primera parte de la trilogía de "Volver a verte" de Alice Kellen y con el cual conocí a esta escritora que sin duda se está volviendo una de mis favoritas. Porque si, sin duda alguna voy a seguir leyendo los libros de ella.

El libro trata de cuatro amigos, Rachel, Mike, Luke y Jason. Los cuales han sido amigos desde pequeños. Algo que me gustó mucho es el comienzo del libro y es que no empieza como cualquier otro, sino que nos va llevando a través de los años desde que se conocieron hasta cierta época. En este lapso de tiempo Rachel desarrolla sentimientos hacia Mike, aunque ella piensa que él no le corresponde y la ve solo como una amiga.

Rachel es una chica alegre, feliz, lista, divertida y amable con todos. Ella llega a vivir al vecindario con su padre después de haber perdido a su madre e inmediatamente se hace amiga de los tres. Mike la adora y daría lo que fuese para que a ella no le pasara nada, incluso alejarse de ella, aunque le duela. Pero todo cambia una noche, en una noche la vida de todos cambia drásticamente y Rachel decide irse de San Francisco.


- Nunca quise hacerte daño, pecosa.- Pero lo hiciste.
- Lo hice - inhaló profundamente - Y lo siento. No sabes cuánto. Haría cualquier cosa, lo que fuese, para volver atrás y cambiarme a mi mismo, cambiar lo que ocurrió, cambiarlo todo. Pero no puedo, Rachel ¿Crees que a mi no me duele? Todo lo que podría haber sido y no fue...
- No importa. No sirve de nada remover el pasado. Deberíamos dejar de hacerlo. Deberíamos mirar hacia adelante.


Cinco años después Rachel se reencuentra con ellos. Debo decir que ame el reencuentro ya que a pesar de que ha pasado muchos años de que ella no sabe de ellos pareciera como si se hubieran visto toda la vida. Y ese es un muy bonito tema: la amistad. La amistad que hay entre los cuatro es espectacular me encanto.

En cuanto a romance es hermoso ver el avance que van teniendo Rachel y Mike, ya que cuando Rachel se fue pues no quedaron en los mejores términos. Y este no es un típico amor de “nuestras miradas se cruzaron y sentí fuegos artificiales”. No. Nada de amor instantáneo, ni amor a primera vista. El de ellos lleva años construyéndose con varios altibajos. Realmente la historia de Mike y Rachel me parece hermosa, los momentos románticos que tienen son increíbles.

Su romance se desarrolla poco a poco ya que ambos tienen que superar varias cosas, algo que me encanta es la evolución que tienen ambos personajes conforme va avanzando el libro. El avance es constante sin tanto choro mareador que no tendría nada que ver.

El libro lo he terminado en dos días y eso porque tenía que ir a la universidad, pero sino me quedo leyendo de largo. El final, bueno es como que algo obvio la hermosísima portada habla por sí sola. Es un libro sencillo, romántico que te deja enganchada desde que lees la primera página.


- No sé si se puede echar de menos algo que nunca has tenido, pero a veces lo siento así. Echo de menos cosas que no llegamos a vivir, momentos que solo han estado en mi cabeza. Y en casi todos esos momentos estás tú, Rachel.


Y qué decir de los personajes, todos me enamoraron, los sientes tan reales porque no son los típicos chicos perfectos que te pintan en otros libros, sino que cada uno tiene sus imperfecciones. Rachel es la mujer más terca, Mike con su pasado y miedos que tiene que superar, Luke con sus sueños desviados y Jason con el corazón tan grande. Todos me han encantado y aunque hubo veces que Rachel me desesperaba y quería ahorcarla (casi al final) termino cayéndome bien, Mike con sus comentarios que me hacían reír, se hacia el duro, pero es un personaje cariñoso y capaz de dar todo para que Rachel este feliz.

La forma en la que Alice Kellen escribe me encanta, este libro lo termine el fin de semana pasado y ahora estoy terminando el siguiente, que espero tener la reseña en unos días. Sin duda este libro me ha hecho querer ir a conocer San Francisco ya que Alice te describe las cosas tan detalladamente que prácticamente te imaginas que estás ahí viviendo junto a los personajes.


- Me vuelves loco, pecosa. - Apoyó su frente a la de ella - De verdad que tú eres todo cuanto quiero. Todo cuanto necesito. No busco nada más. Pero no sé cómo hacértelo entender, no sé como llegar a ti...
- Ya has llegado - susurró.


Sin duda un libro romántico, hermoso que te enamora página tras página. Alice hace que te enamores de sus personajes, que vivas y sufras junto con ellos. Es un libro que te habla de la amistad y de las segundas oportunidades. Sin duda es una de las mejores lecturas de este año. Y sé que si este libro me gusto el que sigue me está gustando todavía más, porque ella mejora con cada libro que escribe.



Puntuación: 5/5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario