13/9/17

23 Otoños antes de ti

23 Otoños antes de ti

Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas. O al menos eso fue lo que Harriet Gibson pensó tras conseguir casarse allí con Luke Evans, el primer desconocido que se cruzó en su camino. 

Esos papeles matrimoniales eran todo lo que necesitaba para cobrar la herencia de su padre. Sin embargo, todo se complica cuando, dos años después, él da con su paradero y llega sin avisar al pequeño pueblo donde ella vive. Luke es testarudo y tiene la firme intención de conseguir el divorcio, pero Harriet no tarda en advertir que también es descarado, sexy y divertido; algo que termina siendo un camino tentador pero lleno de problemas. ¿Qué hacer cuando tu corazón toma la dirección equivocada? 

"A veces, un lugar perdido en medio del mapa puede ser el detonante para encontrarse a uno mismo".



Que les puedo decir, es un libro de Alice Kellen y la segunda parte de esta trilogía. La primera parte 33 Razones para volver a verte, me había encantado y quería saber más acerca de los otros dos amigos. Este libro nos cuenta la historia de Harriet y Luke los cuales resultado de una noche loca en Las Vegas terminan casados.

Harriet Gibson es una chica dulce que ha sufrido mucho en el pasado, los hombres de los que ha estado rodeada la terminan abandonando y diciéndole que no es capaz de cumplir su sueño, el cual es poner una pastelería. Al morir su padre le deja una herencia la cual puede cobrar solo al estar casada y tiene que estarlo por lo menos 2 años, si no cumple con esta cláusula tendrá que regresar el dinero el cual sería donado al ayuntamiento.

Tan solo sentimos miedo ante aquello de verdad nos importa porque tememos perderlo.


Pero para poder llevar a cabo su sueño necesita el dinero de la herencia. Su solución. Casarse. El problema es ¿Con quién? La respuesta. Un viaje a Las Vegas con su mejor amiga y conseguir un chico lo suficientemente estúpido y borracho para acceder a casarse.
Luke Evans es un chico despreocupado que a pesar de haber truncado su sueño siguió adelante. Un fin de semana viaja con sus dos amigos a Las Vegas. Y al salir de fiesta conoce a Harriet a la cual ya había visto ese día en la alberca del hotel. En el antro se conocen, platican y beben de más. Hasta que él cae y termina pidiéndole matrimonio.

Pero no todo es color de rosa, tiempo después de no saber con quién se casó necesita el divorcio por lo que busca a su "esposa". La búsqueda de ella y el pretexto de conseguir el divorcio le vienen bien ya que necesita tiempo para reencontrarse a si mismo. Por lo que viaja hasta donde vive Harriet que es un pequeño pueblo.

"Es difícil echar de menos algo que ni siquiera conoces"

Ahí vivirán muchas cosas y tratarán de evitar la evidente atracción que ira surgiendo entre ambos. La convivencia y rutina hacen su trabajo en el amor entre ellos. El amor de ellos es tan bonito y es que, a pesar de tener personalidades diferentes, se complementan bastante bien. 

Me gusta mucho la evolución de ambos personajes, ame a Luke y es que es tan gracioso que hubo partes que no paraba de reír con sus ocurrencias. En este libro trata más acerca de los sueños, y a que con esfuerzo se pueden hacer, o al menos para mí eso es lo que ha hecho Harriet. Cierto, Luke tuvo que ayudar mucho para que ella hiciera lo que quería, pero a lo que me refiero es que ella no se dio por vencida.  


Y lo que la idea más loca que se le pudiera ocurrir, salió no solo su sueño sino algo mucho más grande de lo que ella imaginaba. También a que uno debe quererse a si mismo, aceptar tu pasado para poder entregarte por completo a la persona que decides amar y que todo lo que paso en el pasado es lo que nos llevó hasta donde estamos ahora.


"Las cosas solo tendrán el valor que nosotros decidimos darle"


Sin duda un libro hermoso, que recomiendo, sin duda alguna Alice Kellen enamora con sus libros. Aparte, han visto esa monada de portada, me encanta. Y si 33 Razones para volver a verte me había encantado con este definitivamente quede enamorada. 



Aquí les dejo una frase que me encanto: 

La confianza no es dos más dos. Intenta ponerte en su situación y comprenderla. Se que ahora estas demasiado dolido para ver más allá, pero quizás a ella le ocurra exactamente lo mismo. - apunto - Tú sabes lo mucho que me costó confiar en Mike. Y no era porque no lo quisiera, al contrario. Tan solo sentimos miedo ante aquello que de verdad nos importa porque podemos perderlo. No hay nada más complejo que las emociones; la mayor parte del tiempo son una maraña de sentimientos difíciles de manejar. Pero al final todo encajara.

Puntuación: 5/5 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario